José María Serrano - escritor

Gargallo


Aragón Reino y Corona




Aragón
Reino y Corona
se terminò de imprimir
el 13 de junio de 2018
festibidad de San Antonio de Padua
Ilustración de cubierta: Ana Serrano Tierz


------------------------------------------------

Alrededor del año 800 Carlomagno atraviesa los Pirineos y establece al sur de estos montes, desde Pamplona hasta Barcelona, una serie de espacios militarizados defensivos en las zonas limítrofes a sus territorios que recibieron el nombre de Marca Hispánica. Estos núcleos, en la zona aragonesa, son tres: Aragón, Sobrarbe y Ribagorza y estaban gobernados por condes. Antes de la muerte de Sancho el Mayor de Pamplona (1035) los tres condados estaban anexionados al reino de Pamplona.

Ramiro I fue el primer hijo de Sancho el Mayor y recibió de su padre el condado de Aragón, siendo los de Sobrarbe y Ribagorza entregados a su hermano Gonzalo, a cuya muerte en 1044 pasan a manos de Ramiro I. Con los tres condados unificados formando una misma entidad política, da comienzo el Reino de Aragón, siendo Ramiro I su primer rey.

Desde el mismo nacimiento de Aragón el Derecho fue una de sus primeras señas de identidad. Un conocido aforismo dice: En Aragón antes hubo leyes que reyes. Los primeros fueros de Aragón se otorgaron con carácter local a la ciudad de Jaca por el rey Sancho Ramírez en 1077. Supusieron la base de los que en 1247 Jaime I promulgó para aplicación en todo el reino.

Hacia principios del siglo XIII la configuración del territorio aragonés era muy similar a la actual. Los dos reinos más importantes de la Península durante varios siglos fueron Aragón y Castilla. Al igual que lo que sucedió en todos los territorios de la Corona, el reino de Aragón perdió sus Fueros bajo el reinado de Felipe IV de Aragón, V de Castilla cuando el territorio aragonés fue incorporado al Estado español al igual que todos los del resto de la Corona.

La Corona de Aragón surge en 1137 como consecuencia de la coordinación del Reino de Aragón y el conde de Barcelona propiciada por la unión dinástica entre Petronila, hija del rey Ramiro II el Monje y Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona.

En un momento dado la Corona de Aragón entre los siglos XIII al XV experimenta una gran expansión territorial a lo largo del Mediterráneo. Llegó a tener bajo la jurisdicción del monarca aragonés, entre los territorios peninsulares y de ultramar, siete reinos, tres condados, ducados, dominios sobre diversos territorios, además de pro­tectorados de plazas norteafricanas y varios consulados. Se producen importantes cambios demográficos como consecuencia de los trasvases de población, con arraigo de varios linajes aragoneses en nuevas tierras. El incremento naval mercantil es importante. Más del 50% de los productos exportados (trigo, aceite, lana, azafrán...) proceden de Aragón.

A partir del reino de Carlos I el brillo de la Corona comienza a palidecer. El declive culmina en 1714, bajo el reinado de Felipe IV de Aragón, con su caída definitiva con los decretos de Nueva Planta, cuando quedan abolidas las leyes e instituciones propias de los territorios de la Corona que representaban su singularidad y autonomía. Se había creado el estado español unificado.

Los aragoneses se mostraron por lo general durante todos estos siglos sensatos y conciliadores. En los momentos difíciles obraron tratando de encontrar las mejores soluciones en defensa de los intereses de Aragón, colaborando y apoyando a sus reyes, pero exigiéndoles juramento a sus Fueros, que aseguraban su forma de convivencia y señas de identidad. Una cláusula del juramente decía: Nos que somos tanto como vos y todos juntos más que vos, os hacemos rey de Aragón si juráis los Fueros, si no, no.

El autor, como aragonés, ha tratado de escribir estas páginas con cariño pero de manera imparcial, procurando narrar los hechos, con sencillez y máxima claridad posible, aportando una base apta para todos aquellos que deseen conocer el desarrollo de los acontecimientos más importantes acaecidos en el período tratado, que afectaron a nuestra querida tierra aragonesa.




Webmaster: Jesùs Burillo Albero | http://josemariaserrano-escritor.es/pag02-17.html