José María Serrano - escritor

Gargallo


La castañera



Ya estás aquí, llegaste con el tiempo,
con los primeros fríos el otoño,
presagiando el invierno.
Tú no eres flor de abril ni flor de mayo
y en verano quizá te encuentres lejos.
Cobijada en tu concha
ves pasar a los jóvenes y viejos,
transeúntes furtivos,
bajo los altos porches del paseo.
Has buscado la esquina de una calle
resguardada del cierzo
y las luces invaden tu penumbra
y arrancan de tus ojos un destello.

Castañera gentil,
culebrillas veloces son tus dedos
cuando mueves los frutos sin quemarte
en tu fogón de hierro,
mientras las ascuas de carbón compiten
en su chisporroteo.

Castañera silente,
¿Cuál será tu secreto?
¿Te habrás enamorado alguna vez
de un señor con gabán y con sombrero?
¿Tienes nombre, mujer?
¿Hace mucho que no te han dado un beso?

Tú a mí no me conoces,
yo hace años que te veo;
cincuenta, tal vez más.
¡Me traes tantos recuerdos!

Te irás sin despedirte,
como se van las aves a otro puerto.
Pasaré por tu esquina
y sabré que también se fue el invierno,
que se marchó contigo
con su helador aliento.

Te ocultarás en un lugar sin nombre
y yo estaré aguardando su regreso.

José Mª. Serrano.


Webmaster: Jesùs Burillo Albero | http://josemariaserrano-escritor.es/pag03-14.html