VILLANCICO

José María Serrano - escritor

Gargallo


VILLANCICO



Era una noche tranquila
sin nubes y sin tormentas,
la luna límpida y pura,
rutilantes las estrellas.
Eligió para nacer
un pesebre en una cueva,
pues prefirió la humildad
a la pérfida riqueza.
"Señora, muéstreme al Niño,
que lo quisiera adorar;
todo estaba ayer tan lleno
que no se podía entrar.
Vi a tres Reyes con sus séquitos
que le ofrecían presentes:
entonces pude entender
que era Dios el ser naciente.
Muéstreme al Niño, Señora,
que sé que desde este instante
la fe. me acompañará
donde quiera que me halle".
Y le mostró a su pequeño
la Virgen con gesto amante,
mientras el hombre rezaba
esta oración suplicante.
"Niño Jesús de la Cuna
con emoción te venero,
haz que al final de mis días
se repita nuestro encuentro".

Navidad 2002
José María Serrano


Webmaster: Jesùs Burillo Albero | http://josemariaserrano-escritor.es/pag03-46.html