José María Serrano - escritor

Gargallo


¿ESPÍRITU NAVIDEÑO?



Qué bonito es hacer un poema
con la idea de una Navidad
deslumbrante de luces,
asumiendo que no ha de faltarme
un yantar tan variado y crecido
como yo lo desee,
con menús elegidos que incluyan
vinos caros y mucho champán,
y selecto turrón, porque es típico
y no puede faltar.

Me es sencillo acordarme un instante
de los muchos que no tienen casa,
y en la calle pasan frío y hambre,
mientras bajo la calefacción
porque empiezo a sudar,
y regreso a la mesa,
donde ya han rellenado mi copa,
encogiéndome de hombros pensando
de qué iba la conversación.
Qué tranquilo me quedo en la calle
cuando pongo en la mano de un pobre
la redonda moneda,
aunque pienso que tal vez la gaste
en beberse una copa de vino;
pero eso no importa
pues son fechas del todo propicias
para la caridad.
De repente me viene la idea
del abrigo que voy a comprarme
gris marengo, pues esa es la moda;
una pena, ya que en el ropero
tengo dos (o tal vez sean tres)
que casi nunca llevo.
Año Nuevo para un coche nuevo.
Eso sí tal vez sea un capricho,
pero creo que me lo merezco,
pues para eso trabajo
y van bien mis negocios.
Dicho sea de paso,
es preciso que coja enseguida
a cuatro o cinco obreros,
extranjeros que son más baratos
y no piden subida de sueldo.
Así nadie me podrá decir
que soy insolidario,
o que tengo principios xenófobos.
Y es que yo soy así: comprensivo,
de esos tipos que odian la arrogancia;
soy humilde, aunque bien parecido.
Nunca olvido que por Navidad
no está bien zaherir al vecino.
Desde luego, repito,
¡qué bonito es hacer un poema
en las fechas que estamos!
Y hasta puedo si alguien me lo pide
cantar un villancico.

José Mª. Serrano
Navidad 2005


Webmaster: Jesùs Burillo Albero | http://josemariaserrano-escritor.es/pag03-47.html